No es solo una mascota

Se llama Owen, es inquieto, mimado, cariñoso y completamente des complicado.  Corre por el jardín  cada mañana  deteniéndose  para lamer cada gota de rocío y contempla con inquieta  cortesía el vuelo de las mariposas, mientras sus doradas orejas captan sigilosas todos los sonidos de la cuidad que empieza a despertar.

Es pequeño y ágil, su corazón palpita bajo el suave pelaje  que lo cubre en un delicado velo que apenas deja revelar  el brillo  de sus redondos ojos negros  que se vuelven media luna cuando me  contempla tratando de descifrar mis pensamientos. De sus antiguos ancestros chinos (Shihtzu) tiene la majestad de su caminar sigiloso de patas afelpadas y la valentía de contemplar despectivamente a perros de mayor tamaño,  su figurita se agiganta cuando los ve y no teme entrar en batalla  aunque luego solicite mi auxilio para salir del embrollo.

Al abrazarlo me transmite su calor y sé que no es solo una mascota, es un amiguito entrañable y discreto que se complace  con el sonido de mi voz  y persigue juguetón mis pasos.  Su  dulzura de cachorro se compadece de mis lágrimas y comparte de los momentos de alegría  pues él  y yo hemos hecho un pacto  de  compañeros para esquivar la soledad.

no-es-solo-una-mascota

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s