Y la América India se estremeció…

Llegaron los carabelas pobladas de hombres barbudos y  pálidos… ¡los descubridores!…a descubrir  lo  que ya estaba descubierto, a mancillar la tierra de culturas milenarias en las que se levantaban al sol las ciudades de jade y selva de los Mayas, los caminos presurosos de los Incas y su desconcertante Macchu Picchu, los jardines dorados y las casas ceremoniales de los Aztecas, el paso soberano de Atahualpa, Señor de Tahuantisuyo, el Inca Quiteño. Llegaron a matar, a salpicar de sangre los ríos, a sorprender y a humillar  con la cruz  y la espada, llegaron  a quemar, a destruir, a arrasar, a violar, a trastocar la historia del mundo  destruyendo  sabias culturas eternas.

Y de la violación, de la maldad de corazones desbocados por la ambición, de la religión impuesta, de la noche sangrienta  que envolvió al sol, a la luna, a la tierra, surgió el mestizaje  en un esplendor de grandeza y en él, intacta se conserva la raíz aborigen y de la conquista hispánica, pero florece en raza nueva, con horizontes distintos, avizorando una vida propia y única, un mestizaje dueño de esta América  que con nuevos ojos de luz es vista y ve al mundo, una raza que escribe su propia historia  de raíces luminosas, extraordinarias y eternas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s